24 may. 2009

El Jardín de las flores que cantan II


Llegó el momento de probar el setup en la propia sala.
Allí nos dimos cuenta que la realidad era más complicada que lo que pensábamos.
El diseño al que habíamos llegado incluía la utilización de luz infrarroja para la detección de movimiento, un espejo para aumentar el tamaño de la proyección, una cámara web con puerto fire-wire para acelerar la captura de datos. Todo eso colgando desde el techo!
Además del problema de las sombras de las personas que se proyectarían sobre la imagen (y que nos obligaba a cambiar la interacción), la imposibilidad de colgar los objetos sobre el techo de la sala nos obligó a un nuevo cambio!! :-O


No hay comentarios: